Skip to content

El apoyo para el cuidado de niños y por qué es fundamental

Empoderar a los empleados para que obtengan el control de sus finanzas es una forma ideal de fomentar la resiliencia financiera y apoyar al bienestar. En algunos casos, esto a menudo significa dar un control más eficiente de su tiempo.

Para muchos padres, el cuidado de los niños suele ser la restricción más grande y menos flexible sobre su tiempo. Las empresas deben de buscar la manera de ayudarlos.

Cuanto más control tengamos sobre nuestro tiempo, más podremos influir en nuestro potencial de ingresos. Es decir, hay personas que trabajan a media jornada porque no pueden hacerlo a completa por diferentes razones personales. Niños, personas mayores, familiares dependientes… Hay muchas razones por las que el tiempo limita la capacidad financiera de una persona ya que es evidente que aquellos con responsabilidades de cuidado de niños pequeños, tendrán menos horas disponibles durante los horarios de trabajo.

Crear flexibilidad donde sea posible

Incluso una mala situación económica puede crear limitaciones de tiempo, por ejemplo, si alguien no puede permitirse el lujo de viajar en avión a una reunión que tiene en la otra parte del país, deberá coger un autobús con la inevitable pérdida de tiempo que conlleva coger un medio de transporte más lento.

El cuidado de los niños es una limitación común e inflexible, ya que los pequeños deben ser lo primero. Por lo tanto, los padres trabajadores que tienen responsabilidades en el cuidado de los niños, como dejarlos en guarderías, colegios o institutos y recogerlos, tendrán menos mejor tiempo disponible para trabajar o tendrán que hacer diferentes horarios para llegar a sus horas.

La ayuda para el cuidado de los niños recibe una valoración muy positiva por parte de los empleados que tienen acceso a ella. Por eso las empresas deben potenciar estos apoyos hacia sus empleados.

Cómo apoyar mejor a los empleados con niños

Lo primero que se ha de hacer es conocer las necesidades de cada familia. Pues está claro que cada persona tiene una necesidad diferente. Preguntar, mediante comunicaciones internas o similares, es la mejor opción para una primera toma de contacto.

A veces, cuanto más conocimiento tiene una empresa sobre las circunstancias individuales de alguien, más puede hacer para compaginar las necesidades de todo el equipo, equilibrando horarios y haciendo que se cubran todas las horas de trabajo.

El servicio de guardería como plato estrella

Por supuesto, una de las mejores maneras en que los gerentes pueden apoyar a las personas con niños es brindándoles un servicio de guardería. Ese apoyo para la etapa tan concreta de la infancia de los niños es fundamental y sin duda, un punto diferencial.

Para lograr este servicio social y adicional hay dos maneras. Una es que en el mismo lugar de la oficina haya una guardería. Un lugar físico donde personas especializadas puedan encargarse de los pequeños mientras sus padres trabajan. Es la mejor solución, pues padres e hijos estarían muy cerca y se ahorraría mucho tiempo. Alternativamente, la empresa puede ayudar económicamente a las familias con una ayuda para el gasto en guarderías. Porque conciliar una vida personal y laboral no es fácil, desde UP SPAIN ofrecemos una serie de beneficios sociales que, hoy en día resultan básicos, como este cheque guardería que comentamos.

Para las empresas, el ofrecer este tipo de extras puede ser clave. Sin duda, tener estos beneficios sociales potencia en gran medida el sentimiento de pertenencia hacia la organización y mejora la productividad. Otro factor a tener en cuenta es la rotación, ya que será complicado que una persona se vaya teniendo beneficios como estos.

Por lo tanto, las empresas deben evolucionar y darse cuenta de que sus trabajadores tienen necesidades básicas que cubrir y responsabilidades más allá del propio trabajo. Es responsabilidad de las compañías ofrecer las máximas opciones posibles para que se puedan satisfacer esas necesidades.

Creemos que también te puede interesar

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.